El anillamiento de aves es una herramienta para su estudio, mediante su captura incruenta y posterior suelta. Durante el manejo de éstas se toman una serie de datos, referentes a la edad y el sexo, medidas, peso, estado físico del ave, etc. Todo ésto sirve para un mejor conocimiento de las especies y por consiguiente se obtienen los fundamentos necesarios para su protección. La labor del anillamiento científico sólo puede ser realizada por personas suficientemente cualificadas y autorizadas legalmente.



lunes, 30 de noviembre de 2009

PICOS DE EUROPA Y EXPERIENCIA CON NUESTROS AMIGOS DEL GIA-LEÓN

El motivo de nuestro viaje ha sido el acompañar durante el pasado fin de semana a nuestros amigos los miembros del GIA-León, en el cuarto turno del campo de trabajo de seguimiento aves alpinas que realizan éste año. Para lo que contactamos con Miguel anterioridad y amablemente fuimos aceptados. Hemos de decir que la experiencia ha sido muy positiva, aunque el tiempo no haya acompañado a la hora de localizar a los Acentores, pero que el intercambio de información ha sido muy valioso, y el trato recibido ha sido inmejorable. Hay que resaltar por encima de todo, el enorme esfuerzo que realizan los miembros del GIA-León y de los Voluntarios que les ayudan, para estudiar éstas aves, ya que debido a sus hábitos y al medio dónde viven, hacen muy difícil su seguimiento. Gracias a todos por compartir vuestro tiempo con nosotros: Miguel, Isabel, Jara, Rubén, Álvaro, ... lamento no acordarme de todos vuestros nombres.
Espero que podamos aplicar éstos conocimientos y experiencias en un futuro próximo para las aves alpinas de nuestra Sierra de Guadarrama.
Magníficas vistas de parte del macizo central de Picos de Europa, a nuestra llegada desde el Puerto de Pan de Traba.


Otra preciosa vista desde el Puerto de Pan de Rueda, a nuestra vuelta, después de una de las primeras nevadas de ésta temporada.

Nuestro querido Sergio junto al Mirador del Tombo, que se encuentra muy cercano a Cordiñanes (junto a Posada de Valdeón), dónde nos hemos alojado en el Hostal El Tombo, muy recomendable, con un trato familiar y buena cocina casera.

Sólo especies cómo el Rebeco y personas muy preparadas cómo los miembros del GIA-León se movían con gran facilidad entre los canchales por sus estrechas sendas.

Para buscar a los Acentores en éstas fechas había que subir a zonas de pequeños prados cerca de los canchales, en zonas de abrigo de los vientos, pero en ésta ocasión no tuvimos suerte. Cómo podeis observar para moverse por la zona hay que ir preparado.

Hoy a nuestra vuelta decidimos desviarnos un poco y visitar la laguna de La Nava, que no conocíamos, con la idea de hacer una visita rápida con vistas a otra más detenida en el futuro.
Vale la pena acercarse, La Casa del Parque está bastante bien, con cámara en la que ves la laguna y sus habitantes desde el pueblo (Fuentes de Nava). Aún le falta bastante agua pero tiene buenas dimensiones y había bastante fauna alada, entre la que cabía destacar: Ánsar común, Ánade azulón, Agachadiza común, Cormorán grande, Garza real, Aguilucho lagunero... Parece ser que había también Grullas, Garcetas grandes y algún Ánsar careto, pero no hemos tenido suerte ni tiempo. Eso sí había al menos una Golondrina común de lo más despistada...

Aquí podemos ver un grupo de Ánsares comunes que pastaban y descansaban en los campos cercanos a la laguna.

Cómo nota triste, hemos encontrado en una carretera cercana a la laguna ésta rapaz nocturna atropellada, que imagino que podeis reconocer de qué especie se trata...
SS y AO

1 comentario:

David Cortiol dijo...

Lechuza campestre (Asio flammeus).

David Olmos