El anillamiento de aves es una herramienta para su estudio, mediante su captura incruenta y posterior suelta. Durante el manejo de éstas se toman una serie de datos, referentes a la edad y el sexo, medidas, peso, estado físico del ave, etc. Todo ésto sirve para un mejor conocimiento de las especies y por consiguiente se obtienen los fundamentos necesarios para su protección. La labor del anillamiento científico sólo puede ser realizada por personas suficientemente cualificadas y autorizadas legalmente.



viernes, 4 de enero de 2013

VIAJE A POLONIA


Hola a todos,
Para comenzar el año con buen pie, quería dejaros unas impresiones sobre mi experiencia al colaborar anillando en Polonia los pasados meses de septiembre y noviembre. Las fechas y el tiempo me permitieron ser testigo de los movimientos migratorios de cientos de aves en una estación ubicada al noreste de Polonia, cerca del Parque Nacional de Bialowieza.

La estación contaba con unas 70 redes colocadas de forma laberíntica a lo largo de un paraje con densidades variables de vegetación. Un tándem de redes en una zona abierta (redes de gran diámetro de malla, para rapaces), otro en una zona boscosa de pino silvestre, y el tercero, más largo, en una zona de matorral, donde se recogía la mayoría de las capturas. Las redes se revisaban cada media hora 24 horas al día, organizándonos, las 15 personas que éramos, en grupitos de 2 para que también las horas nocturnas estuvieran cubiertas.
Por desgracia no hubo suerte con las rapaces nocturnas, pero sí con las diurnas:


En una misma mañana cayeron dos gavilanes (Accipiter nisus).

De paseriformes, bastante variedad. Escribano cerillo, papamoscas papirrojo, pico menor, arrendajo, lavandera blanca, zorzal real, curruca zarcerilla y sobre todo petirrojos y carboneros. También había dispuestas trampas para limícolas que dieron buen resultado.
Un problemilla con la cámara me dejó sin fotos de algunas especies...

Escribano cerillo

Correlimos menudo
También con cierta frecuencia se dejaban ver por las redes el carbonero palustre y el sibilino. ¿Os atrevéis con la especie?

El carbonero sibilino, Poecile montanus, es más grisáceo, el píleo es muy poco brillante, y el ala plegada deja ver una zona clara a modo de "banda", debida al color pálido de los bordes de las hemibanderas externas de las secundarias internas y la terciaria más externa.
Además, observando la cola plegada en su cara inferior, la 6ª punta rectriz queda muy poco separada de la punta de la cola, normalmente menos de 4 mm. En el palustre, Poecile palustris, la misma vista de la cola plegada (derecha) deja un espacio de menos de 5 mm, es decir, algo mayor, lo que en la imagen es evidente además del color más pardo en el palustre (derecha).
Además, en el carbonero palustre no existe esa banda clara, y el ala aparece como el resto del cuerpo de un tono más pardo que gris. El píleo, por su parte, es sensiblemente más brillante.
Ya en noviembre, la diversidad de especies cayó en picado. Muchísimos carboneros y herrerillos en las redes, pero también un par de especies menos frecuentes al menos para mí: El camachuelo común y el trepador azul.
Camachuelo común
Trepador azul

Espero que disfrutéis las fotos y tengáis un feliz año 2013.
Un abrazo a todos! 

RP

1 comentario:

Nikola Aleksandrov dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.